Claves para manejar eficientemente las finanzas de tu Pyme

Las finanzas suelen ser la columna vertebral de todo negocio, por lo que batallar con los números para mantenerlos en positivo será uno de tus principales retos.

Si bien es cierto que cuando somos trabajadores dependientes poco nos preocupamos por las finanzas de nuestro empleador, esperando sólo el pago correspondiente por nuestras labores mensuales, cuando emprendemos nos adentramos en un complejo mundo denominado finanzas. Sí, esas que te pueden llevar a la cima pero que mal administradas tienen como destino seguro el fracaso.

Dada la importancia de este elemento en el crecimiento y permanencia en el tiempo de tu negocio queremos compartir algunos consejos que los expertos consideran fundamentales a la hora de poner en marcha tu propia empresa.

 

 

Separa los gastos de tu pyme con los tuyos: No cometas el error de mezclar tus necesidades con las de tu empresa. Colocarte un salario razonable de acuerdo al tamaño de tu empresa es más recomendable que disponer de forma desmedida de los recursos de tu negocio.

Mantén un equilibrio de entradas y salidas: Llevar un control de lo que entra y sale te permitirá saber con cuánto cuentas para invertir, cubrir gastos y hasta facilitar crédito a tus clientes sin perjudicar tu situación financiera.

Establece un fondo de reserva: Aunque inicialmente no sea tarea sencilla, siempre es bueno contar con un fondo económico que te permita tener liquidez y cubrir al menos los gastos operativos de tu pyme en caso de emergencias.

Asesórate con expertos: Entendemos que al comenzar un emprendimiento queremos convertirnos en multifuncionales, sin embargo hay roles que no se pueden desarrollar de forma empírica y el de finanzas podría ser uno de ellos.

Busca alternativas de financiamiento: Contar con opciones que te permitan reinvertir para multiplicar tus recursos con el fin de hacer crecer tu negocio es muy importante. Evalúa pros y contras de bancos e instituciones financieras para saber a quién recurrir en caso de necesitarlo.

Todos estos aspectos deben ir de la mano con una planificación, calendarización y presupuesto de tus objetivos a corto, mediano y largo plazo, considerando que en un ambiente económico tan competitivo, tus acciones y decisiones pueden marcar la diferencia.

Dejar Comentario

X