6 tips de finanzas para emprendedores

La mala gestión de las finanzas puede llevar al fracaso cualquier negocio. Empezar un emprendimiento es un camino lleno de muchos retos, entre los que está el manejo del dinero; tema que no necesariamente todos los emprendedores conocen a profundidad.

Por eso, te damos algunas recomendaciones para controlar las finanzas de tu negocio no sea un problema:

  1. Mantén separadas tus finanzas personales de las de tu emprendimiento: Si ya formalizaste tu negocio será mucho más sencillo, porque dependiendo del tipo de sociedad tendrás más herramientas para separar las deudas del negocio de tu patrimonio personal. Si aún no está formalizado, una recomendación es abrir una cuenta bancaria cuyo uso sea exclusivo para el emprendimiento.

 

  1. Monitorea y analiza todos los movimientos de dinero: Debes tener control de todos los ingresos y egresos, así como los gastos fijos asociados al negocio. Con esta información podrás tomar decisiones como el cambio de proveedores, la posibilidad de ampliar un servicio o incluso si es posible o no contratar a esa persona que tanta falta hace para darle un impulso al negocio.

 

Idealmente el registro de ingresos y egresos debe ser diario y la contabilidad debes revisarla mensualmente, chequeando que los montos cuadren con las transacciones que refleja la cuenta bancaria.

 

  1. Guíate por un plan financiero: Tener objetivos definidos te ayudará a seguir un rumbo. Un plan financiero es de gran utilidad para saber en qué punto del camino se encuentra tu negocio y aplicar las correcciones necesarias. Este plan incluye la inversión inicial que necesitas para el funcionamiento del negocio, el flujo de caja previsto, un estimado de pérdidas/ganancias y un calendario mensual o incluso semanal con los compromisos financieros.

 

  1. Ten siempre un “colchón” para imprevistos: Las emergencias pueden ocurrir y es necesario tener la manera de responder a ellas. Es recomendable contar con dinero suficiente para mantener el negocio por al menos 6 meses y así cubrir los compromisos financieros mientras se supera ese mal momento. ¿Cómo obtener ese ahorro? Mes a mes, destinar parte de la ganancia para este fin (hasta que tengas el monto necesario).

 

  1. Asígnate un salario mensual: Contar con un sueldo te ayudará a cubrir tus gastos personales sin necesidad de tomar dinero del negocio. No tiene que ser una gran suma de dinero, pero aunque seas el único “empleado”, empezarás a incluirlo dentro del control de gastos mensual.

 

  1. Capacítate y busca ayuda: No tienes que ser un experto en finanzas para emprender, pero para administrar tu negocio de forma eficiente necesitas conocimientos específicos que puedes adquirir capacitándote. Además, no dudes en pedir ayuda siempre que sea necesario a personas que sí conocen el área.

Dejar Comentario

X